A la hora del té, estábamos en el Parque Nacional de Tazekka. En este parque ubicado en el Medio Atlas Marroquí estábamos seleccionando una de nuestras Beni Ouarain. Esta alfombra nos encantó por el detalle que tenia. Una tetera y unas tazas tejidas dentro de uno de los rombos de la alfombra. En la simbología bereber la tetera y unas tazas tejidas representan la hospitalidad bereber.

Mientras nos contaba el origen de la alfombra nos ofreció como símbolo de hospitalidad, dátiles, pan de maíz, un platito con aceite, té a la menta y frutos secos. Así es la hospitalidad bereber, no disponen de lujos para ellos mismos pero sí para el forastero que viene a visitarlos.

Nos emocionó muchísimo este momento. Estábamos a 1.500 kilómetros de casa y nos sentíamos como en ella. Es una emoción inesperada que nos unía a la alfombra. ¿Y entonces, nosotras también nos tendríamos que desprender de ella? En ese momento decidimos bautizar nuestra alfombra. Vincularla a un nombre que nos recordara los momentos con ella vividos. “Hora del té”, le llamamos, como tradición, símbolo y gesto hacia el origen de esta alfombra Beni Ouarain.

Ahora sabemos que tiene un nuevo hogar en Barcelona donde vuelve a estar “como en casa” porque así nos hizo sentir la anfitriona. Para mí a partir de ahora el sentirme en casa siempre irá unido a las alfombras Beni Ouarain.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Recuerde que puede configurar su navegador para rechazarlas. Haz clic aquí para saber más

ACEPTAR
Aviso de cookies