content-single-product.php

Dulce Melodía

Nuestra “Dulce Melodía” es una Azilal vintage.

Esta alfombra transmite dulzura y calidez por sus diseños simples y detallistas, por cada nudo pensado en diferentes colores y por sus diferentes tonos de crudo. Su tejedora nos regala en la parte trasera una hilera de pequeñas cuentas brillantes, donde como una firma, nos transmite que piensa en los detalles.

Por su pequeño tamaño es ideal como tapiz o como alfombra para complementar una habitación, aportando un toque delicado a la estancia.

 

Disponibilidad: Sin stock
single-product/meta-cat.php

Tribu:

Origen : Montañas del Alto Atlas, Marruecos
¿De qué está hecha?: 100% Lana (urdimbre de algodón)
Tamaño:

155 cm x 77 cm


Pelo:

Medio


Estilo de vida tradicional

La alfombra Azilal se ubica en la región central de las montañas del Alto Atlas. Estas alfombras son caracterizan por su autenticidad tribal. Las mujeres combinan diseños geométricos o abstractos que junto con el uso de simbología bereber hacen de cada alfombra una obra de arte. Plasman sensaciones de forma espontánea. Las alfombras Azilal pueden variar en grosor y densidad, algunas son bastante gruesas como las Beni Ouarain, mientras que otras son más ligeras en textura y tacto. Para hacerlas menos densas y ligeras intercalan franjas tejidas y anudadas. Utilizan trama de algodón, lana y en las últimas décadas tejidos reciclados. Los expertos las categorizan en dos clases. En primer lugar, las alfombras de fondo blanco o marfil sin teñir con diseños geométricos o abstractos con colores vibrantes. Y las alfombras de fondo rojo. Éstas inspiradas en las alfombras urbanas de Rabat. Las alfombras Azilal han trascendido a lo artístico por la calidad de sus dibujos. Las alfombras Azilal han trascendido a lo artístico por la calidad de sus dibujos.

Nota de viaje: La ruta hacia el Alto Atlas desde el Norte es una de nuestras favoritas. Los lagos Iseli y Tislit cercanos a Imilchil a 2.200 m de altitud son una maravilla de la naturaleza. En Imilchil pudimos apreciar un estilo de vida tradicional. Si os queréis adentrar en lo profundo de Marruecos, la ruta en pista hacia Aït Bouguemez es una maravilla del Atlas digna de ver. Por el camino se puede ver a las mujeres recogiendo leña de las montañas. También os encontrareis muchos lugareños que van con sus furgonetas hacia el souk semanal.

Visítalos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Recuerde que puede configurar su navegador para rechazarlas. Haz clic aquí para saber más

ACEPTAR
Aviso de cookies